¿UNA SOCIEDAD IMPASIBLE ANTE LA ABUSIVA TRANSFORMACIÓN DEL TERRITORIO?

QUINTA CONFERENCIA

Día: 26 de mayo de 2011.
Auditorio de la Casa Encendida.
19:00 h.

"¿UNA SOCIEDAD IMPASIBLE ANTE LA ABUSIVA TRANSFORMACIÓN DEL TERRITORIO?"


 

Ponentes:

- Juantxo López de Uralde (Impulsor de la plataforma ecopolítica EQUO)

- Antonio Vercher Noguera (Coordinador de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo).

- José Segovia Pérez (Catedrático de Filosofía).

Moderador:

- Julio Vinuesa Angulo.

Temática:

En esta sesión, se debatirá sobre la forma en que la sociedad española percibe un proceso de urbanización caracterizado por una abusiva ocupación del territorio, un excesivo deterioro paisajístico y medioambiental e, incluso, por frecuentes casos de corrupción urbanística. Se partirá de la hipótesis de que todo este proceso tiene lugar ante la indiferencia de la sociedad en su conjunto. A partir de ahí se intentará debatir sobre el papel que juegan los movimientos ciudadanos, la justicia, el sistema educativo y los medios de comunicación.

4 comentarios:

  1. Alejandro Vallina Rodríguez27 de mayo de 2011, 6:42

    Alejandro Vallina Rodríguez, estudiante de Geografía y Ordenación del Territorio. En primer lugar me gustaría felicitar tanto a los organizadores como a los ponentes de este ciclo de conferencias por su interés y por haber dado la posibilidad de comprender mejor la situación de nuestro territorio, nuestra economía y nuestra sociedad. Quiero en segundo término suscribir al pie de la letra la ponencia del profesor José Segovia Pérez, ya que, en mi opinión, supo interpretar y enseñarnos a ver más allá sobre la realidad social que acaece en España y en el mundo en general desde hace ya algunas décadas. Me parece importante que más allá del tan manido tema de la necesidad de encontrar nuevas fuentes de financiación para los minicipios, el profesor Segovia afirmara que la racionalidad del hombre se acabó cuando la máquina comenzó a trabajar.En todo este tema de la dimensión geoeconómica del urbanismo esta idea es preclara y se hace patente en todos los rincones de nuestra geografía. Pero reflexionando sobre todo esto me surge un interrogante o una sensación...¿por qué en el norte de España el urbanismo parece que se llevó a mejor puerto comparativamente?. Gracias y nuevamente felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Marta González Izquierdo27 de mayo de 2011, 14:15

    En mi opinión, para intentar reducir la existencia de viviendas ilegales debería haber una legislación en materia de urbanismo más accesible a los ciudadanos, para que puedan tomar parte. Además estas construcciones ilegales deberían frenarse cuando apenas poseen los primeros ladrillos porque si se finaliza es más difícil proceder al desaojo y más costosa su demolición.
    Estoy de acuerdo con que la sociedad es impasible ante la abusiva transformación del territorio, pero en general es indiferente ante todo y más especialmente en temas ambientales. A esto hay que añadir la poca trascendencia que tiene en los medios de comunicación, que como se dijo durante la conferencia, solo le interesan temas escabrosos y sensacionalistas. Tal vez si se le diera mayor importancia y no se ocultara tanto (ya que muchos son escándalos políticos) la gente podría implicarse más.

    ResponderEliminar
  3. Juan Antonio Gil Suárez, realizo labores profesionales en el campo de la ordenación del territorio a través de la teledetección en Tragsatec, y alumno de estas conferencias. Sobre todo felicitar a los ponentes del último encuentro, y sobre todo a los organizadores que han reunido un elenco muy completo para tratar este tema, de gran actualidad e importante.
    Mi comentario va dirigido a los ponentes que dieron un pérfil de la técnica que no comparto y dar a entender que el 'ladrillo' no tienen tecnología buena. En mi opinión, el problema no está en la técnica y su aplicación, sino en cómo aplicarla, y en la decisión y voluntad de progresar y desarrollar proyecto I+D+i incluso en este sector. El 'boom inmobiliario' también fue perverso porque teniendo una época con muchos conocimientos de construcción menos dañina con el medio ambiente (la edificación es quién más CO2 emite, por detrás del transporte) no se quisieron aplicar, ni desarrollar ni investigar técnicas y metodologías que redujeran este impacto e hicieran las casas más sostenibles bioclimáticamente. Se quiso el máximo beneficio y a corto plazo, y se han construido nuevos edificios menos eficientes que los construídos en los años 60, para ahorrarse patios interiores (zonas frías), patinillos, tamaño de las bajantes (nadie quería poner un sistema de doble bajantes para tener aguas grises y aguas sucias) ....
    Un pequeño botón que pudieron haber aplicado está en el Solar Decatlon:
    http://www.sdeurope.org/
    En fin, ahora con todo construído, y en plena crisis, convencer al sector a que construya adecuadamente me parece muy difícil.

    ResponderEliminar
  4. María Cristina Casero Chamorro2 de junio de 2011, 12:47

    MªCristina Casero Chamorro, estudiante de Biología en la Universidad Autónoma de Madrid.

    Lo primero felicitar a todos los ponentes y a los organizadores de estas sesiones ya que han conseguido despertar en mí un amplio interés por todo lo referido al territorio y por cómo se entiende en nuestro país los beneficios que nos puede aportar éste.

    Tras todas las ponencias no he podido evitar decepcionarme al comprender el mal uso por parte de muchos que se le da al territorio de nuestro país, y no sólo a nivel ambiental, que obviamente por mi condición de estudiante de Biología me interesa más, sino a nivel administrativo.

    Seguramente debido si no es a mi edad, a mi falta de experiencia, he caído en la cuenta de la incapacidad que tenemos en España para aprender de los errores del pasado, ya que aunque se critica mucha de la legislación creada en su día para un "mejor y mayor desarrollo económico" aún a día de hoy se utiliza como pretexto la posibilidad de desarrollo para dar un uso del territorio totalmente inconsciente.

    Por esto mismo considero que debe partir del ciudadano la autocrítica y la persecución de las reformas necesarias para proteger nuestro territorio, sin necesidad de que haga falta que exista una especie en peligro de extinción o que la Unión Europea nos haga una llamada de atención por la intrusión de lo urbano en lo natural y protegido.

    Tenemos la suerte de vivir en un territorio muy variado a nivel natural, con una gran riqueza de especies tanto vegetales como animales que llevan brindándonos bienes y servicios desde que llegamos aquí y realmente nos considero poco agradecidos si única y exclusivamente nos preocupamos por el crecimiento económico.

    Aprendamos de la situación actual, sin culpar a nuestros políticos ya que los elegimos nosotros, y aprovechémosla para no volver a cometer los mismos errores que nos llevaron a cómo estamos hoy. Pero debemos hacerlo desde la persona, desde la sociedad y no sólo exigiendo a los gobiernos sino participando de forma activa en la protección de este maravilloso patrimonio natural que poseemos.

    ResponderEliminar