RESEÑA DE LA SESIÓN DEL 10 DE NOVIEMBRE DE 2011

Primera sesión del Curso

Tras la sesión inaugural, “Menos contaminación, otro modelo energético” ha sido el tema de la primera sesión ordinaria del curso “Madrid, una ciudad para las personas. El compromiso de la participación”, que se viene desarrollando durante los meses de octubre de 2011 a mayo del 2012.

En la línea del Curso, que busca mejorar la calidad de vida de los madrileños a través de la participación, esta sesión se centró en la contaminación, sus diversos tipos e implicaciones. Se debatió sobre la necesidad de un cambio en el modelo energético y ciertas pautas de comportamiento social ante los riesgos de un medioambiente sometido a una mayor presión.

Participaron Felipe Fernández García, Catedrático de Geografía Física de la Universidad Autónoma de Madrid y Mario Rodríguez Vargas, como representante del Consejo Asesor de Equo. Florenci Rey Benadero, meteorólogo, moderó la sesión.


El acto dio inicio con la presentación de un vídeo (acceso al vídeo) que propone reflexionar sobre la necesidad de un cambio de modelo, además de recalcar la importancia de la participación ciudadana en estos procesos.


Menos contaminación, otro modelo energético

Mario Rodríguez Vargas, enfatizó la necesidad de incidir en el tema energético. Establece como uno de los puntos de cambio la tecnología, a través de una propuesta enfocada en el consumo de la energía como la mayor problemática del transporte. Propone realizar el cambio hacia la electrificación del transporte con mayor decisión, enfocado en la implementación de fuentes renovables que permitan variar radicalmente el modelo actual.

Como segundo aspecto estableció la necesidad de un proceso de integración entre la edificación y la energía, donde se minimice la utilización de energías sucias, provenientes principalmente de combustible fósil o nuclear.


Planteó la necesidad de que a través de internet y del compromiso con la participación se pueda llegar a un sistema eficiente, rápido y cómodo de movilidad, adaptándose a las necesidades más diversas y, siempre, contando con la voluntad política, que a su parecer es uno de los principales escollos.

Respecto al uso del transporte, señaló algunos aspectos concretos que podrían hacer más eficiente el transporte en Madrid, entre otros: la mejora de algunos detalles del intercambio modal principalmente en las periferias y la participación de otros medios de transporte.

 Fuente: Carlos Rosillo, El País. 27/09/11.

Felipe Fernández García, desarrolló su intervención (ver presentación completa) centrándose en cuatro aspectos esenciales:

1. La contaminación atmosférica es un problema esencialmente urbano (local), pero con repercusiones regionales y globales.
2. ¿Qué medidas o medios se emplean para conocer las causas, la magnitud del problema y las consecuencias?
3. Las medidas tomadas son insuficientes.
4. ¿Por qué persiste el problema?

Se remarcó la necesidad de poner atención a las áreas urbanas, por ser los ámbitos donde la atmósfera alcanza el mayor grado de transformación. En ellas, la actividad humana provoca la modificación en la composición del aire y las características térmicas, por el uso de combustibles fósiles y por las fuertes transformaciones en la superficie.

Si se parte del hecho de que la atmósfera no posee fronteras, algunos de los problemas que genera la contaminación en relación a la escala, se puede desglosar de la siguiente forma:

- Escala local: morbilidad y mortalidad
- Escala regional: ecosistemas y lluvia ácida
- Escala global: calentamiento global y cambio climático

Respecto a los medios empleados en la Comunidad de Madrid, destaca la buena disposición que se tiene para el inventariado de emisiones y la utilización de redes de vigilancia, pero que sin embargo, parecieran no llegar a ser suficiente como medida disuasoria de cambio. Recalcó que la normativa debería ser puesta en sintonía con las establecidas con la Organización Mundial de la Salud, aunque esto supusiera un modelo más restrictivo para la ciudad de Madrid.


Entre los rasgos más sobresalientes del fenómeno en Madrid, destacan la aparición de episodios con una elevada contaminación, con apoyo de las frecuentes situaciones anticiclónicas. Se establece como situación típica de los episodios de elevada contaminación en Madrid la coincidencia de las emisiones (principalmente del tráfico), con procesos de inversión térmica; ligados a una escasa capacidad de ventilación.

Además, llama la atención sobre el hecho de que aunque no haya contaminación extrema, la calidad del aire es muy mala en general. En todo caso, aparecen sitios de la ciudad que no sufren de picos altos de contaminación, por lo que se podrían aprovechar como ejemplo para establecer propuestas para otras áreas de la ciudad que sí se ven afectadas.

Respecto a los principales contaminantes NO2, Ozono y PM10, se presenta una distribución distinta entre ellos, siendo el NO2 el que muestra una mayor concentración hacia el centro de la ciudad, mientras que el Ozono, se presenta con mayor notoriedad en la Casa de Campo. Finalmente, el PM10, tiene una distribución más equitativa en todo el ámbito de la Comunidad Autónoma.


Fuente: Felipe Fernández García.

Como conclusión de la presentación, Felipe Fernández presentó algunos de los datos que deberían llamar a la toma de conciencia y a la participación de la población, principalmente por el aumento de la población expuesta a riesgo en España y en Madrid.


La intervención finalizó con la siguiente pregunta:

1 comentario:

  1. Sin lugar a duda nos encontramos frente a una temática que ha ido aumentando en importancia con el paso de tiempo hasta llegar a alcanzar los dotes globales.

    Dicha importancia viene propiciada por dos factores fundamentales, por una lado el de la propia contaminación mediante la necesidad de contar con nuevos recursos energéticos que sean sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, hasta este punto todo parece correcto, pero es cuando entra a formar parte el otro factor fundamental que es el económico, fundamental puesto que es la base para llevar a cabo el desarrollo de estos proyectos que en muchos casos no cuenta con el apoyo de iniciativas privadas debido a la escasa rentabilidad y lenta amortización.

    Esta contaminación urbana puede repercutir en muchos casos en la salud humana de forma notable.

    En cualquier caso parece necesario en las grandes ciudades mundiales invertir las ideas y tratar de apoyar en gran medida la sostenibilidad puesto que siempre termina siendo una apuesta sólida.

    Libertad Cruz Calero.
    libertadcruzc@gmail.com

    ResponderEliminar