RESEÑA DE LA SESIÓN DEL 08 DE MARZO DE 2012

Quinta sesión del Curso

“Del barrio a la ciudad global: nuevas formas de participación” ha sido el tema de la quinta sesión ordinaria del curso “Madrid, una ciudad para las personas. El compromiso de la participación”. Les recordamos que la sesión final de clausura bajo el título “¿Cómo queremos que sea Madrid?” tendrá lugar el próximo 03 de mayo del 2012.


Participaron José Segovia Pérez, filósofo y Fermín Álvarez Errondosoro, sociólogo. José María de la Riva Ámez, profesor honorario de la Universidad Autónoma de Madrid, moderó la sesión. (Amparo Estrada Gómez, periodista no pudo participar por motivos de fuerza mayor).

La sesión dio inicio con una reflexión del moderador sobre la importancia de la participación como elemento de enriquecimiento urbano. Resaltó la intervención de los ciudadanos como forma de propiciar la cohesión social. Bajo algunas referencias históricas en los barrios de Madrid mostró algunos ejemplos en los que se logró cumplir con los objetivos planteados como compromiso ciudadano entre los barrios y la Administración. Además de preguntar a los ponentes invitados sobre ¿Qué papel pueden jugar en el incremento de la comunicación y de la participación las nuevas tecnologías?

Del barrio a la ciudad global: nuevas formas de participación

Intervención de Fermín Álvarez Errondosoro

(acceso al texto completo facilitado por el ponente)

La intervención versa sobre aspectos metodológicos ligados a la participación en relación con el territorio, en relación a la forma en que pueden y deben desarrollarse los procesos de participación ciudadana en la construcción del Madrid que queremos dentro de un proceso actual, por ejemplo la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana.

Se mostraron casos de participación en los cuales se trata de eliminar problemas de la ciudad como la segregación social, eliminación de la infravivienda, dotación de servicios y equipamientos, etc.

Cita el ponente que: “Si además, queremos, como se dice en el curso: Madrid, una ciudad para las personas, esto es sólo posible con la implicación de la ciudadanía en el análisis de la realidad, en el diagnóstico, en el diseño de las propuestas”.


Intervención de José Segovia Pérez

(acceso al texto completo facilitado por el ponente)

La intervención discurre sobre la dificultad que poseen los ciudadanos actualmente para ejercer una participación real, crítica y consciente en los procesos de participación. Diferentes factores tanto internos como externos parecen apoderarse de la voluntad popular a ser participe en la toma de decisiones. Pese a ello surgen nuevas formas de participar, más en un sentido de protesta, o por elementos ligados a las nuevas tecnologías, aunque aún este por comprobar su eficacia.

3 comentarios:

  1. Maria Luisa Diaz Castaño. Estudiante de Ciencias ambientales.

    En esta conferencia se hablo de la importancia de una participación activa de los ciudadanos, el problema es que en la sociedad en la que vivimos, la sociedad que tras los años hemos convertido es una sociedad en la que participar sin obtener nada a cambio no le resulta por así decirlo rentable. Ademas esta sociedad es impaciente y necesita resultados aquí y hora, y la participación muchas veces no da resultados instantáneos, sin embargo hay que quitarnos la idea de porque no sea instantáneo participar y crear así una ciudad para las personas tal como se dice en el titulo del articulo.

    ResponderEliminar
  2. Víctor Bethencourt Rodríguez. Estudiante de Derecho y Ciencias Políticas.

    En esta sesión dedicada a como los ciudadanos, los habitantes de la "civitas" podían participar de forma más activa en los asuntos que conciernen el día a día de su ciudad. Ahora bien, no podemos concebir, esta participación como la de Atenas en un ágora, ni como la llevada a cabo en los cantones suizos. La participación, la nueva participación todavía sin explotar ni en las grandes ciudades, como Madrid, ni en las pequeñas es Internet.

    Y es que no podemos entender nuestra actual democracia sin la existencia de un espacio público, que antes fueron las plazas, hubo un tiempo que fueron los medios de manera mucho más intensa que ahora, y en estos momentos, comienzan la era digital. Este medio nos permite la deliberación sobre una serie de objetos que tienen repercusión sobre lo común, sobre lo público, temas que tienen que ver con la contaminación, las infraestructuras, la gestión de los recursos públicos. Además es un espacio que nos permite acceder a mejores argumentos,conformar nuestra propia opinión observando unos y otros argumentos, conseguir llegar a ser unos verdaderos ciudadanos críticos.

    Podríamos extendernos en esta idea, pero es quizás un tanto innecesario. Por otro lado creo que no debemos olvidarnos de que la participación es un instrumento para aumentar la cohesión social de nuestra ciudad, cohesión que difícilmente se produce a través de la red o los medios. Cohesión que además es particularmente necesaria en algunas zonas como Las Tablas, donde la construcción sin parar ha provocado el desconocimiento del vecino que se suprima un sentimiento de vecindario.

    Es en estas dos direcciones, involucrarse en los asuntos públicos y la cohesión social, los dos aspectos en los que debe centrarse el desafío de la participación.

    ResponderEliminar
  3. Mabel Taravilla Herrera, estudiante de Antropología Social y Cultural

    Participando, viviendo, actuando, creando ciudad

    Tras haber escuchado, atendido y reflexionado acerca de las sesiones de estas jornadas, me queda aún más clara la necesidad de salir a la calle, de vivirla, de encontrarnos, y sobre todo, de participar la ciudad. Una participación, hasta el momento, que se ha otorgado a la ciudadanía de maneras muy concretas, principalmente como mera consulta o estrategia de consumo de ocio, espacios, desplazamientos...y nunca de una manera constructiva en la que las personas de a pie puedan proponer, consensuar y decidir sobre el espacio y sus contenidos. El construir la ciudad, no debe quedar reservado a autoridades políticas, administrativas o económicas, sino que debe ser abierta a toda persona consciente de la necesidad de implicación de un tejido social sólido.

    En esta línea, hay una propuesta en marcha, que a mi parecer merece especial atención: la Declaración de los Derechos Urbanos. Y es que llama la atención que en pleno siglo XXI, cuando la más de la mitad de la humanidad, vive en las grandes urbes, un tendencia que parece que va en aumento, no se haya articulado una serie de condiciones o requisitos mínimos, que todo habitante de una ciudad, debería tener.

    A continuación, vamos a ver en qué consiste.

    Qué es la declaración de los Derechos Urbanos? (http://declaracionderechosurbanos.com/)

    Este proyecto (podemos consultar el link para conocerlo más a fondo) exige el incorporar el concepto de “lo urbano” en la agenda política, debiendo ser este un concepto ya no solo definido no sólo por urbanistas y políticos, sino consensuado y compartido por las voces de la ciudadanía. Así podemos leer que:

    “La Declaración Universal de los Derechos Urbanos, no pretende ser una proclamación, sino una infraestructura de coordinación para la construcción común, un entorno de pensamiento activo que posibilite la gestión cualitativa de información sobre la ciudad y lo que significa ser ciudadano.”

    Un proyecto que está en pleno desarrollo. Se apoya en una metodología de avance basada en el ensayo-error y la evaluación continua. No pretende ser una declaración cerrada, sino abierta a los aportes de cualquier ciudadano o ciudadana que se atreva a definir algunos de estos derechos.

    Así, en una primera fase, se está elaborando un videoblog, con grabaciones a diferentes personas que tratan de proponer:

    - Un Derecho Urbano a proteger
    - Un Derecho a conquistar
    - Un Derecho a abolir

    Un proyecto, que como digo, está en abierto y donde la gente puede subir sus aportaciones personales. Lo más emocionante sería construirlo entre mucha gente interesada en reflexionar sobre la ciudad.

    Las personas pueden subir ideas sobre estos derechos a través de pequeños videos (subidos directamente a la plataforma) y que formarán la base sobre la que ampliar el trabajo en las siguientes fases.

    Me parece interesante compartir esta iniciativa, de manera que nos planteemos el debate sobre cuáles son las condiciones mínimas de convivencia, participación e intervención de las personas que integramos una ciudad. La iniciativa debería ser incluida en las agendas políticas de las administraciones públicas, e incluso, tenida en cuenta dentro del propio plan general urbanístico de Madrid como metodología y herramienta de trabajo en la que basarse como herramienta y, que a su vez, esté basada en las personas. Cumpliendo derechos y dando voz, cumplimos expectativas, cumplimos con las vidas y cumplimos con hacer que el desarrollo social de un grupo y de una persona sea coherente y sostenible con una conciencia social compartida.

    Por último, tras reflexiones tenidas en las sesiones, los temas debatidos y las aportaciones realizadas tanto por ponentes como por asistentes, me quedo con la conclusión de lo importante que es poner al ciudadano no como un mero receptor pasivo de propuestas, servicios o consultas, sino como creador y constructor de propuestas reales.

    Somos personas cuando compartimos y participamos...

    ResponderEliminar