RESEÑA DE LA SESIÓN FINAL Y ACTO DE CLAUSURA DEL CURSO SOBRE LA REVISIÓN DEL PLAN GENERAL

Octava sesión del Curso 

Bajo el título “Balance final y clausura del curso” tuvo lugar el día 23 de mayo de 2013 la octava y última sesión del Curso: “La Revisión del Plan General: ¿Una oportunidad para participar en el futuro de Madrid?”. 

Participaron en ella D. José Luis Infanzón Priore, Director de la Revisión del Plan General de Madrid y D. Julio Vinuesa Angulo, Catedrático de Geografía Humana de la Universidad Autónoma de Madrid, codirector del curso. 


Llegamos a la sesión de hoy con la intención de hacer un balance del curso, con una finalidad muy definida: El curso se planteó y se ha desarrollado con el propósito de aportar conocimiento debatir y difundir “valores” urbanísticos, “principios” o “criterios” que consideramos que se deben defender. 

En esta última sesión se trataba de poner sobre la mesa conclusiones y propuestas de lo tratado a lo largo de las siete sesiones anteriores mediante un diálogo entre José Luis Infanzón (JLI) y Julio Vinuesa (JV) en torno a los principales aspectos del proceso de Revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid. 

Tras recordar que “un plan general no puede resolverlo todo” y que en la primera sesión se trató de definir cuáles son los principales objetivos de este Plan General. JV comenzó preguntando si, siendo el plan un proceso abierto y flexible, se han tenido que variar sobre la marcha algunos de sus planteamientos iniciales. 

Ante esta cuestión, JLI mencionó que uno de los objetivos principales de la Revisión ha sido la participación y destacó la labor del grupo de profesores del Departamento de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid como agente social involucrado de lleno en los procesos actuales que se dan en la ciudad. Prácticamente en el Curso se desarrollaron los temas fundamentales del planeamiento. 

Desde la Revisión ha tocado definir cuáles son los objetivos y los instrumentos, el objetivo es la ciudad y el Plan es un instrumento, vinculado a otras herramientas. Lo fundamental es establecer un buen diagnóstico de la ciudad que permita saber cuál es la situación de Madrid. La realidad cambia rápidamente y ha tocado actualizarlo. Un diagnóstico no puede ser una foto fija de la ciudad sino una evaluación permanente. A partir de ello se han planteado unos objetivos que se corresponden con una decisión política. 

JV comentó que a lo largo del curso, los participantes, han insistido en repetidas ocasiones que el análisis que se está haciendo, los documentos que ya se han publicado, el Preavance, tienen una gran calidad técnica, pero también se ha recordado en numerosas ocasiones que el documento final será el resultado de una decisión política. A mi modo de ver eso de que todo acabe dependiendo de la decisiones políticas es una obviedad y además en esencia es bueno (lo contrario sería defender una tecnocracia), pero aquí se ha planteado en distintos momentos como una especie de fatalidad insuperable. ¿Si el temor es que las decisiones políticas van a ir en contra de los principios que presiden la definición del modelo de ciudad, de sociedad…? ¿Cuál sería entonces la solución? ¿Existe una forma de explicar mejor a la sociedad la participación en el Plan, como una manera de exigir a los ciudadanos una mayor implicación en la rendición de cuentas por parte de los gobernantes? 

JLI señaló que la toma de decisiones sobre el futuro de la ciudad corresponde a toda la sociedad representada en los distintos organismos integrados en las mesas de participación. El proceso es evidentemente difícil, la ciudad es un ámbito de confrontación, con decisiones no necesariamente convergentes. El plan debe contener objetivos básicos compartidos por todos. Es como una pequeña constitución de la ciudad. La responsabilidad es de todos, en los planes, por ejemplo en el del 1997, se producen algunos errores políticos y técnicos y también del propio instrumento. Se debe diferenciar donde está el error para poderle brindar una solución. La falta de claridad en los objetivos y la forma en que se va a coordinar su ejecución deben ser aspectos a atender por cualquier plan desde su formulación. 

JV reiteró que parece que existe una cuestión básica que afecta a la esencia del planeamiento y que ha aparecido también de manera reiterada en diferentes sesiones: “la flexibilidad”. Se ha visto como algo con una gran complejidad técnica y dificultad jurídica, pero parece que necesita también de una consideración política, que es básica. 

JLI mencionó que respecto a la flexibilidad, un plan debe atender la dinámica tan cambiante de la ciudad. Si se define todo a nivel de barrio puede que quizá con el pasar de los años esa necesidad cambie, por ello hay que tener capacidad de maniobra. El plan necesita desarrollo, un equilibrio que defina por un lado la escala estructurante de la ciudad y por otro, dejar espacios de libertad a las otras escalas de desarrollo (ordenanzas, planes parciales, etc.) todos trabajando sobre el mismo objetivo. 

Otro aspecto puesto sobre la mesa por JV fue la importancia de recuperar la ciudad y la corrección de los errores cometidos anteriormente, por ejemplo en los desarrollos de los PAU’s. Recalcó algunos errores políticos cometidos como un mal planteamiento del modelo necesario para la ciudad, poner la construcción como motor de la economía y generar empleo a través de la construcción. En relación con los nuevos desarrollos del Plan de 1997, parece que no se encuentra remedio para los enormes efectos negativos que para el futuro de la ciudad de Madrid se derivan de ellos. 

JLI comentó que para los grandes desarrollos que ya están completamente construidos es difícil aportar alguna solución. Todos los ámbitos de la ciudad presentan problemas distintos, las soluciones para recuperarlos y los mecanismos a implementar se deben adecuar a cada caso específico. 

JV explicó que estos desarrollos responden a un modelo que genera grandes necesidades de movilidad, prioritariamente en vehículo privado y que ello es contrario al modelo de ciudad y a algunos de los principales objetivos de la Revisión, como los relativos al mejoramiento del modelo de movilidad, la reducción del consumo de energía o la contaminación atmosférica, entre otros. 

JLI destacó que el principalmente aspecto negativo es el consumo de suelo en el territorio. Además del problema de continuidad que provocan las grandes infraestructuras ya construidas en la ciudad. 

JV planteó que otro tema recurrente son las relaciones entre las diferentes administraciones y a lo interno del propio Ayuntamiento, así como la necesidad de contar con una estrategia territorial para Madrid. 

JLI indicó que se ha planteado en innumerables ocasiones la necesidad de tener una visión de conjunto entre Madrid y los diferentes municipios del ámbito metropolitano. Sobre todo, tener eficiencia en las decisiones. Es un error de decisión política que se ha arrastrado a lo largo del tiempo. Probablemente si hubiera existido una estrategia territorial se corregiría la competencia entre municipios. 

Desde el público asistente se consultó que si el plan no responde a las necesidades básicas de los vecinos podría ser que este sea un instrumento que necesita ser modificado o cambiado. Además, de que desde hace unas semanas se está aprobando el plan en un proceso paralelo alejado de la ciudadanía (en relación a la Sentencia del Tribunal respecto a los Grandes Desarrollos en Madrid). 

JLI recalcó que el Plan General no es el único instrumento que puede resolver las necesidades de los vecinos, si el plan responde o no responde es una cuestión que debe planteársele a la actual Ley del Suelo. Con respecto a la segunda cuestión es claro que hay un proceso paralelo a la revisión del Plan. Se está esperando a que se resuelva el expediente (en relación a los grandes desarrollos) para tomar las mejores decisiones dentro del Preavance. 

Acto de clausura 

Una vez concluida la discusión en torno a los principales temas tratados en el Curso se procedió a realizar el Acto de Clausura presidido por Dª. María Concepción Dancausa Treviño, Primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Dª. Carmen Cafranga Cavestany, Presidenta de la Fundación Caja Madrid, D. Felipe Fernández García, Catedrático de Geografía Física y Director del Departamento de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid y D. Julio Vinuesa Angulo, codirector del curso. 


En todos se intenta incentivar el respeto por el territorio y un uso adecuado del mismo, bajo un enfoque holístico e integrador a partir de principios de equidad, cohesión social, sostenibilidad territorial y eficiencia económica. 

Como codirector del curso expresó que ha sido especialmente relevante la intervención de los técnicos de la Dirección General de la Revisión del Plan. Desea agradecer el apoyo prestado en ese sentido por el Área de Gobierno de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Madrid, y excusa la presencia de la Sra. Delegada del Área, Dña. Paz González, por un problema de salud. 

Don Felipe Fernández, resaltó la importancia de los ciclos de conferencia desarrollados con objetivos muy concretos y un mismo espacio, el territorio. Mencionó que desde el Departamento de Geografía se impulsa la ordenación del territorio como disciplina clave para obtener una mejor calidad de vida por parte de la población. El hombre como ordenador del territorio también provoca afecciones, que los técnicos y especialistas deben abordar para reducir su impacto. En especial en las ciudades que son elementos claves para atender temas ligados a la energía, la reducción de la contaminación, etc. 

La Revisión del Plan es fundamental para evitar que el deterioro ambiental se expanda. Los objetivos del Plan deberán pulirse, afinarse y sobre todo ser llevados a la práctica por los políticos en un ambiente que responda a los requisitos que impone el contexto de la Unión Europea. 

Dña. Carmen Cafranga, agradeció y manifestó el interés que posee La Casa Encendida por que se debatan temas imprescindibles para conseguir que Madrid siga siendo una ciudad para las personas, en donde la participación ciudadana sea un elemento fundamental en su construcción. Además, insto a continuar en el trabajo de formación de una actitud más responsable hacia el medio ambiente urbano y la concienciación de los distintos colectivos para trabajar por un desarrollo más respetuoso con nuestro entorno. 

Dña. Concepción Dancausa resaltó la importancia de este tipo de foros para la discusión de los trabajos de Revisión del Plan General. Algunas de las palabras presentes en el título del Curso, como la oportunidad y el futuro deben permitir al nuevo Plan responder a los retos de la actualidad. 

Además, mencionó algunas de las herramientas de gestión que el Plan promueve de forma innovadora como el expediente electrónico, el sistema de información geográfica y el sistema de evaluación permanente para que Madrid pueda pensar en un urbanismo inteligente y agilizar al máximo las trabas burocráticas. También con ello se busca aumentar la difusión y la participación de la ciudadanía al hacer más accesible la información. 

Planteó que este plan promueve la participación de todos los ciudadanos, con mesas técnicas y a través de la red. Ejemplos como este Curso ponen en valor el conocimiento del mundo académico y este se implica de lleno en la revisión del Plan General. El futuro está en la implementación de herramientas como las antes planteadas. Madrid como ciudad cosmopolita y abierta a través del Plan debe mostrar adaptabilidad a las nuevas condiciones de la ciudad, además de dar espacio para nuevas oportunidades y visiones compartidas como las emanadas en este Curso. 


Julio Vinuesa, en nombre de los directores del Curso, agradeció a todos los que de una u otra forma han colaborado con el desarrollo de este Curso iniciado en octubre de 2012, en espacial al Área de Medio Ambiente de la Casa Encendida. Además invitó a continuar con la participación en el blog, así como a acompañarnos en el próximo curso que versará sobre ‘La necesidad de definir un modelo territorial para la Región Metropolitana de Madrid’. 

1 comentario:

  1. Octava sesión "Balance final y clausura del curso"
    La sesión se inicia mediante un diálogo entre José Luis Infanzón, Director de la Revisión del Plan General de Madrid y Julio Vinuesa, Catedrático de Geografía Humana de la UAM, codirector del curso, en torno a los principales aspectos del proceso de Revisión del Plan General.
    Infanzón, hizo referencia a la ciudad, indicándo que la misma es un ámbito de confrontación. El Plan General intenta un consenso sobre algunas cosas básicas compartidas por todos. Es como una Constitución de la ciudad, no lo puede abordar todo. Lo ideal sería que fuese un documento que contase con el más amplio consenso.
    En su intervención quiso desetacar que el Plan General por si mismo y después por la política queda algo desvirtuado tal y como ha sucedido con los anteriores.
    El Plan General no puede ser una imágen estática pues de esa forma está condenado al fracaso.
    En cuanto a la flexibilidad planteada por Julio Vinuesa, indicó que un plan debe atender la dinámica tan cambiante de la ciudad. El PG es un elemento fundamental para la regulación de la ciudad pero no el único.
    Sobre la importancia de recuperar la ciudad y la corrección de los errores cometidos anteriormente, por ejemplo en los desarrollos de los PAU’s. comentó que la solución es difícil sobre auqellos que están totalmente construidos, teniendo que ir caso a caso en busca de la mejor solución posible.

    Víctor Villar. Derecho UAM

    ResponderEliminar