URBANISMO Y VIVIENDA A TRAVÉS DE LOS PROGRAMAS MARCO PARA LAS AUTONOMÍAS Y LOS MUNICIPIOS DE DIFERENTES FORMACIONES POLÍTICAS

Los integrantes del Grupo Territorio Racional y Sostenible desde la Universidad Autónoma de Madrid, venimos organizando Cursos en La Casa Encendida para difundir ideas, invitar a la reflexión y llamar a la participación de toda la sociedad en relación con la necesidad de que se produzcan importantes cambios en las políticas de vivienda y en el modelo de “desarrollismo urbanístico” implantado en España desde hace decenios. Proponemos un uso más racional y sostenible del territorio fundamentado en criterios de equidad, cohesión social, cooperación interterritorial, sostenibilidad y eficiencia económica.

El último Curso (2014-2015) ha estado dedicado a recoger “Propuestas para combatir el despilfarro urbanístico”. En un anterior post presentamos un breve resumen de algunas de las principales ideas del diagnóstico y de las propuestas aportadas por los ponentes y colectivos que han participado en las diferentes sesiones (pueden encontrase en extenso a través de los documentos colgados en este Blog y de los enlaces a los vídeos de las sesiones colgados por La Casa Encendida en Vimeo). 

La última sesión, que se celebrará el próximo día 23 de abril de 2015, estará dedicada a confrontar la opinión de los expertos que han participado en nuestros cursos con las propuestas de los Partidos Políticos sobre la necesidad de un nuevo modelo de desarrollo urbano y de cambios en las políticas de vivienda.

Como aportación documental previa a dicha sesión, presentamos a continuación algunas de las propuestas recogidas de los Programas Marco Autonómicos y Locales, disponibles a fecha de hoy en la Red. 

La selección de los textos de los Programas está hecha bajo nuestro criterio, con la única intención de facilitar la máxima información, y recoge párrafos literales de los documentos de los que están extraídos.



“Debemos seguir apostando por unas infraestructuras de calidad, tanto en el ámbito del transporte terrestre, como aéreo y marítimo. Una política de vivienda basada en la accesibilidad, la óptima edificación y la eficiencia, es clave para la competitividad de nuestra economía, la calidad de vida de los ciudadanos y la cohesión y vertebración territorial.” [p.16]

“55. Potenciaremos la mejora de la sostenibilidad y la calidad de vida de las ciudades y ciudadanos, incentivando la puesta en marcha de planes estratégicos de desarrollo urbano sostenible.” [p.25]

“Se está haciendo un importante esfuerzo por reorientar la política de vivienda para adaptarla a las necesidades de los ciudadanos y a las circunstancias socioeconómicas del momento actual. Así, hemos apoyado el alquiler, como vía para el acceso a la vivienda, especialmente para quienes disponen de menores niveles de renta; hemos fomentado la rehabilitación de edificios, y la regeneración y renovación urbanas, para conseguir unas ciudades con mayor calidad. Además, la construcción y rehabilitación de viviendas es una de las actividades económicas que deben contribuir a la recuperación. De hecho, según los últimos datos disponibles, la construcción, especialmente en edificación, ha pasado a ser uno de los motores del crecimiento del PIB y del empleo.”

“138. Profundizaremos en la reforma de la política de vivienda, para garantizar un modelo sostenible basado en el alquiler y la rehabilitación, que permita una recuperación equilibrada del sector.

139. Facilitaremos el acceso a la vivienda de las familias con menores ingresos a través de ayudas al alquiler adecuadas a la renta y composición familiar, priorizando los casos de ejecuciones hipotecarias, personas mayores y situaciones de especial vulnerabilidad.

140. Potenciaremos la construcción de parques públicos de viviendas en alquiler, para hacer frente a situaciones vitales de especial necesidad a través de alquileres rotacionales.

141. Mantendremos las medidas de prevención y apoyo a las familias vulnerables ante situaciones de desahucio, a través de viviendas en alquiler social y de acuerdo con entidades financieras que faciliten una segunda oportunidad.

142. Impulsaremos la rehabilitación y renovación de edificios y la regeneración de los barrios más degradados a través de ayudas y de medidas que favorezcan la financiación, para mejorar la calidad de vida en nuestros pueblos y ciudades, mejorar la eficiencia energética y favorecer la actividad económica y la creación de empleo.

143. Promoveremos actuaciones de mejora de la accesibilidad de los edificios y espacios urbanos, para hacer efectivo el derecho a la accesibilidad universal.

144. Avanzaremos en el desarrollo de ciudades sostenibles, a través de la implantación de soluciones inteligentes que integren mejoras de la conectividad, respeto al medioambiente y uso eficiente de los recursos.

145. Potenciaremos la información al público sobre el estado de tramitación de los desarrollos de suelo y de la planificación urbanística.” [p.35 y siguientes]

“También hemos reforzado la protección de la infancia y la adolescencia, hemos incorporado como eje de nuestra acción social la lucha contra la pobreza infantil y el apoyo integral a las familias. Hemos aprobado un plan de inclusión social y un fondo social de 6.000 viviendas para ayudar a las familias que lo están pasando peor.” [p.38]

“La emancipación de los jóvenes constituye uno de los retos más importantes de la sociedad actual. Por ese motivo, vamos a seguir llevando a cabo medidas que faciliten a los jóvenes la autonomía económica y el acceso a una vivienda.” [p.60]


“Responderemos a la creciente preocupación ciudadana sobre las cuestiones ambientales que afectan a su municipio, con medidas para la conservación del patrimonio cultural y natural que tenemos y para un desarrollo urbanístico eficiente y sostenible. Trabajaremos por unas ciudades inteligentes en el entorno más saludable posible.” [p.11]

III. Ciudades inteligentes: Soluciones de futuro.

32. Impulsaremos la innovación y el uso de la tecnología más avanzada para hacer ciudades inteligentes, más accesibles, más transparentes y más humanas.

33. Promoveremos que todos los instrumentos de intervención urbanística utilizados sean transparentes, sencillos, claros, ágiles y flexibles; que sean conocidos públicamente y se encuentren al alcance de cualquier ciudadano.

34. Realizaremos una gestión más eficiente de ámbitos urbanos diversos como el transporte y la energía, el ciclo del agua, los residuos, las telecomunicaciones y, en especial, la gestión administrativa, fomentando estrategias de gobierno electrónico. 

Ciudades y pueblos para los ayuntamientos.

35. Impulsaremos, en colaboración con todos los niveles de la administración, que las revisiones de las normas urbanísticas y los planes generales de ordenación urbana se realicen bajo los principios de máxima simplificación, claridad y transparencia, imposibilitando toda arbitrariedad.

36. Apostaremos por los desarrollos urbanísticos sostenibles y accesibles, a través de la potenciación del transporte público urbano, la intermodalidad y los recorridos peatonales.

37. Promoveremos la conservación y la recuperación del patrimonio urbano y arquitectónico a través de planes especiales de protección y rehabilitación.

38. Fomentaremos la rehabilitación y mejora de las infraestructuras urbanísticas, combinando la inversión pública con la participación de nuevos agentes económicos. Daremos una especial atención a la recuperación de la fachada marítima en las ciudades costeras.

39. Impulsaremos la renovación del espacio público como escenario de convivencia colectiva a través de la mejora del mobiliario urbano, adaptado a las características propias del entorno y a las necesidades reales de la población.

40. Potenciaremos las pequeñas intervenciones estratégicas de acondicionamiento y mejora en plazas, jardines, parques infantiles y rincones de especial interés en nuestras ciudades y pueblos. Recuperaremos los espacios públicos degradados y abandonados.” [p.18] vi

En el momento de colgar esta nota, en la web del PP de Madrid se invita a participar en la confección de los Programas mediante un cuestionario con preguntas cerradas, ninguna de ellas hace referencia a “políticas de vivienda” o “modelos de desarrollo urbano”




“NI UN DESAHUCIO MÁS

Los desahucios han mostrado tanto la cara más feroz de la crisis como la insensibilidad de una gestión política incapaz en muchas ocasiones de comprender que su responsabilidad está en impedir que una familia pierda su hogar por carecer de ingresos para abonar el pago de una hipoteca.

Nuestro objetivo es que no se produzca ni un desahucio más de vivienda habitual y, para ello, para evitarlo, debe actuarse a un tiempo y con mucha determinación desde las distintas Administraciones. 

En el ámbito de las Comunidades Autónomas, el Partido Socialista se compromete a que no habrá ejecución hipotecaria sin que la Administración Autonómica haya intermediado para dar una alternativa de alquiler social o procurado una mediación con la entidad financiera para un plan de reestructuración de la deuda. Además, en el ámbito de la política de vivienda social de las Comunidades Autónomas, se prohibirá la enajenación de las viviendas sociales a fondos buitres.

UNA REHABILITACIÓN SOSTENIBLE

La rehabilitación de edificios constituye un área con enormes posibilidades de generación económica y creación de empleo, sobre todo para un sector de la población que trabajaba antes en la construcción y que tiene dificultades para reinventarse en otros sectores, además de tener un impacto muy positivo en la vida de nuestros pueblos y ciudades. El urbanismo, el entorno, es crucial en la dignificación de la ciudadanía.

Los Gobiernos socialistas en las Comunidades Autónomas, impulsarán planes de rehabilitación sostenible de viviendas y edificios y de programas de regeneración urbana de sus entornos. Se trata de incentivar la rehabilitación mediante inversiones en medidas de eficiencia energética y uso de energías renovables en la edificación. De este modo, al tiempo que se crea empleo, se reduce la factura energética en hogares y empresas.

Los planes se articularán en un sistema de préstamos y subvenciones. En situaciones de riesgo social e infravivienda, se pondrán en marcha actuaciones especiales.

“UN DESARROLLO SOTENIBLE Y UN USO INTELIGENTE DEL TERRITORIO
Tanto el uso del suelo establecido en las políticas de ordenación del territorio y urbanísticas como las políticas ambientales, de conservación de la naturaleza y de protección ambiental, tienen un marcado acento autonómico. Aunque en muchos asuntos la normativa de aplicación deriva del marco europeo, la capacidad de actuación desde los Gobiernos autonómicos es alta, en la concreción de la Estrategia 2020, orientada hacia un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. 

Equilibrio territorial y desarrollo sostenible. El territorio es un recurso no renovable. Por tanto, la ocupación del suelo debe responder a las necesidades de las diferentes funciones que cumple: soporte de actividades productivas, ocupación residencial para asentamientos humanos y protección ambiental. El equilibrio territorial entre espacios rurales y urbanos que permita un desarrollo integrado, la cualificación del suelo que preserve los espacios naturales más valiosos que permita un desarrollo sostenible o la ocupación residencial orientada a la eficiencia energética, la accesibilidad y la inclusión social son objetivos de la planificación territorial.

En definitiva, es necesaria una gestión más inteligente del territorio, mediante un proyecto estratégico para hacerlo más competitivo y ambientalmente sostenible, estableciendo vínculos entre el progreso socioeconómico y la calidad medioambiental.

La preservación de los espacios naturales, que albergan ecosistemas únicos y especies emblemáticas trasciende el interés actual. La existencia de paisajes singulares o la rica biodiversidad que contienen convierten a estos espacios en valores ambientales, a la vez que constituyen importantes activos económicos sobre los que articular un desarrollo sostenible como elemento clave para el futuro del entorno rural en el que se enclavan.

Las evidencias del cambio climático y los efectos que ya se están detectando obligan a una gestión del territorio orientada a la prevención de los impactos en los lugares más sensibles, pero también a adoptar medidas de mitigación o de adaptación en su caso. De ahí la conveniencia de adoptar una estrategia de lucha contra el cambio climático que contenga medidas de reducción de emisiones tanto concentradas como difusas, así como las medidas de defensa ante los efectos previsibles.

Los y las socialistas consideramos la franja costera como un valioso espacio que debe ser objeto de protección o, en su caso de recuperación, ampliando la protección de la franja de servidumbre de protección para mejor uso y disfrute de las generaciones actuales y para no usurpárselo a las generaciones futuras.

Urbanismo transparente para la convivencia

El diseño urbano, basado en ciudades compactas, orientadas a controlar el consumo de suelo y en el ahorro energético; en ciudades inclusivas lejos del urbanismo de especulación; en ciudades accesibles, eliminado barreras físicas, sensoriales o de comprensión; en ciudades amables con los mayores y al alcance de los niños; en ciudades dinámicas e innovadoras.

Los socialistas apostamos por un urbanismo al servicio de la convivencia y del interés general. Por eso consideramos imprescindible fomentar la máxima participación en los planeamientos, para compensar la alta posibilidad de discrecionalidad e impedir movimientos especulativos o al servicio de intereses particulares. Y promoveremos la máxima transparencia con la publicación de toda la información que componen los planes urbanos.” (p.23 ss)



“…2. CIUDADES HABITABLES, DINÁMICAS Y SOSTENIBLES CIUDADES HABITABLES Y ACOGEDORAS: REPENSANDO EL URBANISMO Y LAS DOTACIONES EN LA CIUDAD

Los y las socialistas somos conscientes que la ciudad y sus determinaciones físicas no se limitan a la ocupación de suelo sino que apostamos porque esta ocupación se realice de la manera más sostenible socialmente y más adecuada ambientalmente, además de que la ocupación sirva para garantizar el derecho al acceso a una vivienda digna para todos los ciudadanos en coordinación con las políticas establecidas por las Comunidades Autónomas. Por ello, en este aspecto debemos abordar también medidas como el transporte que articula la ciudad, la revitalización de zonas urbanas y los equipamientos y espacios públicos idóneos para la convivencia ciudadana.

87. Partiendo de la necesidad de recuperar la función pública del urbanismo y de asegurar un crecimiento moderado y ordenado, revisaremos los planes municipales vigentes redimensionando la sobre-oferta de suelo urbanizable que en su caso pudiera existir para adecuarla a la demanda real actual y previsible, contando con el stock de viviendas y suelo existente y que asegure un nivel de dotaciones adecuados, suficientes y de calidad para todos los ciudadanos y ciudadanas.

88. Planificaremos preferentemente las nuevas intervenciones urbanas sobre los espacios infra-urbanizados existentes, como un mecanismo para sanear ámbitos degradados en términos urbanísticos o sociales, o poco ajustados a la vida ciudadana.

89. Incorporaremos a la información pública de los procesos urbanísticos criterios de transparencia, especialmente en lo que se refiere a las plusvalías que el planeamiento genera, con la finalidad de acotar al máximo los eventuales procesos de especulación espuria y los más indeseables de corrupción. De esta forma, apostaremos por la máxima transparencia en la ejecución del planeamiento y sobre todo en los procesos de reclasificación (paso de suelo rústico a urbanizable) y recalificación de suelos (cambio de uso y/o incremento de edificabilidad a una parcela concreta ya existente).

Para ello, en los procedimientos de información pública se expondrán al conocimiento ciudadano los costes sociales, ambientales y, sobre todo, el coste-beneficio económico generado en los procedimientos de reclasificación/recalificación de suelo, basado en estudios de mercado acreditados por sociedades de tasación homologadas por el Banco de España. Se trata de desvelar las plusvalías que la transformación urbana genera, lo que posibilitará la adopción de medidas normativas en aras de la aplicación del principio de equidistribución entre particulares, así como de la determinación de la parte de las mismas que le debe corresponder a la Administración pública en dicho proceso.

90. Divulgaremos la información de los procedimientos urbanísticos aplicando las modalidades más próximos a los ciudadanos (exposiciones públicas, conferencias, disposición en la web municipal etc.), utilizando un lenguaje accesible al público, evitando al máximo, la terminología técnica de escaso conocimiento público.

91. Propiciaremos un cambio en el modelo de gestión de los planes sobre la base de principios de sostenibilidad social y económica, como la edificación preferente en los solares ya urbanizados, la acomodación de los desarrollos urbanísticos parcialmente desarrollados sobre la base de la aplicación de criterios de sostenibilidad económica para adecuarlos a la capacidad de absorción actual del mercado inmobiliario del municipio.

92. Regeneraremos los espacios públicos con criterios de sostenibilidad ambiental, propiciando la rehabilitación del patrimonio edificado y la rehabilitación integral de barrios y unidades vecinales.

93. Adecuaremos el porcentaje de reserva de suelo para vivienda protegida adecuada a la demanda social existente, así como el establecimiento del porcentaje público de plusvalías que le corresponde a los ayuntamientos, en función de la rentabilidad económica de las actuaciones. Para ello, instaremos a las Comunidades Autónomas a que en sus legislaciones urbanísticas recojan los umbrales máximos que la Ley estatal de Suelo socialista, texto Refundido 2/2008, establece para ambas reservas.

94. Desarrollaremos programas y medidas de gestión del parque inmobiliario existente de manera concertada con las CCAA y el Estado: gestión de viviendas vacías, adecuación funcional, rehabilitación energética, conservación y mejora de las condiciones de eficiencia energética, habitabilidad y accesibilidad del parque residencial existente.

95. Estableceremos criterios urbanísticos homogéneos para el dimensionado, localización y configuración de los equipamientos, zonas verdes y espacios públicos que permitan optimizar el nivel de servicio a los/as ciudadanos/as y configurar una estructura de centralidad bien jerarquizada y articulada, próxima y fácilmente accesible mediante el transporte público y los medios no motorizados.

96. Incorporaremos la experiencia de los servicios sociales en los diseños urbanísticos para lograr hábitats humanos apropiados para la convivencia, previniendo la marginación y favoreciendo la inserción. 97. Elaboraremos en cada municipio un Programa marco de Regeneración del Tejido Urbano y Ciudadano, que contemple la actuación en centros históricos degradados, barrios castigados por el desempleo y la exclusión, zonas periurbanas abandonadas o infraestructuras inútiles o inutilizadas para conseguir la generación de actividad económica en la ciudad, la dotación de servicios y espacios comunitarios, para ciudadanos/as y pymes, la creación de oportunidades de empleo para desempleados de larga duración y de mayor edad, en especial los que proceden del sector de la construcción, la formación en alternancia para jóvenes o retorno al sistema educativo de los que no hubieran alcanzado la educación secundaria obligatoria, así como el apoyo a emprendedores/as y al tejido de pymes locales, creando espacios para el emprendimiento.

98. Planificaremos y articularemos las redes de equipamientos, zonas verdes y espacios públicos y regularemos normativamente el mantenimiento del carácter público y el uso de los suelos cedidos como dotacionales, zonas verdes y espacios públicos.

99. Introduciremos criterios bioclimáticos y de calidad ambiental (confort térmico, ruido, contaminación, etc.) en el diseño de las zonas verdes y los espacios públicos.

100. Articularemos entre sí los espacios públicos para conformar redes garantizando una ordenación pública integral de las dotaciones de los barrios, que garantice la utilización por todos los ciudadanos y ciudadanas.

101. Estableceremos criterios que favorezcan la identificación simbólica y funcional de las zonas verdes y los espacios públicos por parte de la ciudadanía.

VIVIENDAS HECHAS PARA LA GENTE

102. El diseño de la vivienda debe responder a las necesidades de la sociedad actual, a la estructura de las familias y a los desafíos de accesibilidad, inclusión social y eficiencia energética. Por eso, impulsaremos la rehabilitación como prioridad. La recuperación integral de barrios, como actuación clave de la ciudad inclusiva, amable con las personas mayores, accesible eliminando todas las barreras físicas sensoriales y de compresión.

103. Promoveremos desarrollos con vivienda ligada a servicios a las personas mayores o con pérdida de autonomía que las permita su permanencia en el hogar al contar con diseños habitacionales adaptados a las características de las familias actuales.

DESAHUCIOS: UNA VERGÜENZA QUE HAY QUE ERRADICAR

Para finalizar este apartado de ciudades habitables y amables tenemos que abordar uno de los aspectos más dramáticos y dolorosos que esta crisis ha hecho aparecer en nuestras ciudades y pueblos, que son los desahucios. Miles de personas han llegado a una situación límite que no les permite cubrir sus necesidades básicas, y entre ellas el pago de la vivienda habitual de una familia.

No estamos hablando sólo de la pérdida de una vivienda para las familias, con todo lo que eso supone, sino también de una condena financiera de por vida. Se trata de una situación tan profundamente injusta que es necesario por un mandato básico de justicia reaccionar para evitar que todas las consecuencias de la crisis recaigan sobre la parte más vulnerable de nuestra sociedad. Aunque los y las responsables locales socialistas llevan tiempo trabajando y poniendo en marcha una serie de medidas para evitar los desahucios y para paliar el daño a las familias que ya han sido desalojadas, debemos seguir trabajando para eliminar esta vergüenza social. Por todo ello:

104. Crearemos oficinas en los ayuntamientos destinadas a:

- Orientar y asesorar legalmente a quienes tengan problemas para hacer frente al pago de los compromisos adquiridos para la compra de sus viviendas habituales y no hubieran alcanzado un acuerdo previo con la entidad bancaria correspondiente.

- Para intermediar y asesorar en el trato con las entidades financieras.

- Poner en marcha programas de mediación de la deuda hipotecaria con el fin de facilitar la reestructuración, quita, control de intereses, dación en pago con alquiler social y denuncias sobre el incumplimiento del Código de Buenas Prácticas.

- Búsqueda de viviendas en alquiler a través de la Bolsa de Vivienda Joven y del Instituto Municipal de la Vivienda los servicios municipales de vivienda.

- Establecer planes personalizados de pago de impuestos municipales.

- Crear planes especiales de ayudas sociales: alimentación, ayudas alquiler, becas de comedor, libros y material escolar, entre otras ayudas de urgencia.

- Apoyo a la formación y búsqueda de empleo.

105. Apoyaremos la creación de grupos de trabajo en los ayuntamientos con las presencia de los grupos políticos municipales y agentes sociales del municipio para buscar alternativas a las familias afectadas por desahucios y estudiar iniciativas que puedan, dentro del marco competencial municipal, aliviar el sufrimiento de los afectados por desahucios.

106. Instaremos a los gobiernos autonómicos a mejorar o poner en marcha el servicio de mediación hipotecaria. Además se reforzará su apuesta por la política de alquiler social como medida paliativa de cara a las familias que se vean expulsadas de su vivienda habitual y se instará al Gobierno del Estado a sustituir la lamentable legislación hipotecaria actual por una nueva que impida los lanzamientos de primera vivienda sin solución alternativa de disposición de un alquiler social y a regular definitivamente la “segunda oportunidad”.

107. Plantearemos la reducción máxima de la cuota tributaria del impuesto de plusvalía para las personas afectadas que sufran la pérdida de su vivienda en subasta y para aquellas personas que logren la dación de su vivienda en pago de la deuda, en aquellos supuestos que la Ley lo permita de acuerdo al artículo 24.4 del Texto refundido de la Ley de Haciendas Locales y atendiendo al criterio de “capacidad económica de los sujetos obligados”.

108. Publicaremos en la Web municipal todos los datos de las entidades bancarias socialmente comprometidas que hayan paralizado los desahucios de viviendas radicadas en el término municipal y su número, así como los nombres de las que hayan cooperado a la hora de facilitar alquileres sociales sustitutivos. (p. 23 ss)


Creación de un Registro público de recalificaciones de suelo. El Ayuntamiento incorporará en los expedientes urbanísticos la historia registral de las transacciones que sobre los suelos afectados se hayan realizado en los diez años anteriores. Desarrollo urgente de las medidas preventivas contempladas en la Ley de Suelo 8/2007, con especial atención a las plusvalías públicas, para que el planeamiento municipal no se pueda convertir en plusvalías privadas en su integridad y se incremente la participación pública de la plusvalía en beneficio del interés general, así como a la transparencia, información pública y participación ciudadana en los acuerdos e instrumentos de planeamiento urbanístico, incluyendo los convenios municipales, que han de ser públicos en tiempo real a través de la red. Aplicación de la Disposición adicional novena de la Ley de Suelo, mediante la creación en todos los Municipios, de un Registro de Actividades y de un Registro de Bienes Patrimoniales de cada cargo público, las variaciones producidas durante el período del ejercicio del cargo, con una declaración final con ocasión del cese y al terminar el mandato. La Ley de Suelo debe clarificar y armonizar las competencias, reducir plazos, simplificar las normas y los procedimientos urbanísticos y hacerlos más transparentes y accesibles, evitando toda discrecionalidad. Fijación de precios máximos de venta del suelo.

−Creación de un Cuerpo de Inspectores, ajenos a los Ayuntamientos, que vigilen la legalidad de los planeamientos urbanísticos. Incremento de la fiscalidad de las plusvalías obtenidas. Medidas de sujeción de las plusvalías de urbanismo al interés general, de tal modo que los beneficios derivados de las recalificaciones de suelo y del aumento de la edificabilidad reviertan en beneficio de la sociedad.

−Inspección sistemática de Hacienda a los alcaldes y concejales de urbanismo de los Ayuntamientos con población superior a 50.000 habitantes y de aquellos otros en los que se hayan adoptado importantes medidas urbanísticas. [p.4]

-Introducir la perspectiva de empleo en toda la ordenación territorial y urbanística y en los procedimientos de contratación pública.” [p.8]

“−Consideramos la vivienda como un derecho y proponemos que las administraciones ofrezcan parques públicos de vivienda en alquiler y para compra a precios asequibles. Exigimos la dación en pago y el fin de los desahucios.” [p.12]

“4. LA VIVIENDA ES UN DERECHO

El estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera de 2008 continúa generando en los pueblos del sur de Europa, consecuencias atroces para las personas y el territorio. La estafa hipotecaria producida por decenios de políticas neoliberales en España y Europa, está generando una vulneración sistemática de derechos Fundamentales, con su cara más dramática en los desahucios masivos y en el sobreendeudamiento de las familias.

Estos años han demostrado que dejar el derecho a la vivienda al arbitrio del mercado destruye este derecho y, además, no supone una actividad económica sostenible ni generadora de empleo, sino un negocio depredador, especulativo y voraz. En el Estado español, desde 2007 hasta ahora, se han producido más de medio millón de desahucios hipotecarios en España, sin contar los desahucios por alquiler.

AUTONÓMICAS

1. La vivienda es un derecho fundamental que debe ser garantizado y protegido por las administraciones públicas.

Intervención directa frente a la emergencia habitacional

−España tiene 3 millones y medio de viviendas deshabitadas. Debemos garantizar la función social vivienda, garantizando el acceso en alquiler de esas viviendas desde el control público y el interés general.

−Auditoría pública de la vivienda, cuánto de dignas y adecuadas son las viviendas en nuestros territorios.

− Regular la Función social de la vivienda, sancionando las viviendas deshabitadas en manos de entidades financieras, sociedades de gestión de activos y personas jurídicas.

−Regular la expropiación del uso de viviendas vacías a las entidades financieras que desahucien a familias en riesgo de exclusión social. 

−Las viviendas públicas (construidas con financiación pública) o las protegidas (construidas con financiación privada y pública) no podrán ser vendidas a sociedades mercantiles privadas, ni a fondos de titulización, ni a fondos “buitre”.

−Puesta en marcha de Oficinas en defensa de la vivienda desde la administración para prevenir, intermediar y proteger a las familias en riesgo de desahucio.

−El parque de viviendas públicas debe tener consideración de Servicio Público, tan importante como la educación o la sanidad públicas. El parque de viviendas públicas de ámbito autonómico, provincial y municipal deben contar con protección suficiente, ir dirigido a las personas expulsadas del mercado inmobiliario que no pueden acceder a una vivienda digna y adecuada para desarrollar su vida. La vivienda pública, como servicio público, no puede venderse ni privatizarse.

−Prohibición de que las administraciones públicas desahucien de sus parques de vivienda. Ninguna familia que no pueda pagar a consecuencia del sobreendeudamiento, podrá ser expulsada de las viviendas públicas.

−Fomentar el acceso a la vivienda desde el cooperativismo, y nuevas formas de tenencia, fortaleciendo el alquiler, de forma que el acceso a una vivienda no dependa del endeudamiento para el acceso de crédito hipotecario.

2. La dignificación de la vivienda, las políticas públicas destinadas a la rehabilitación de la vivienda.

−Es urgente cambiar el modelo productivo, pasando de la especulación de la construcción a la cultura de la rehabilitación. Destinar los recursos públicos para las políticas de vivienda a la dignificación del parque público de quienes no puedan mantener sus viviendas.

−Elaboración del mapa urbano de la infravivienda, para la eliminación de toda infravivienda existente en nuestros territorios.

3. El derecho a la ciudad, espacio público para la ciudadanía. Ciudad como derecho a la vivienda, a la movilidad y al espacio público.

−Necesitamos apostar por un nuevo modelo de Ciudad y de territorio más sostenibles. Tras dos décadas de burbuja inmobiliaria, debemos apostar por la regeneración de la ciudad consolidada, para dar respuesta a la necesidad de rehabilitar el parque residencial existente y garantizar una vivienda digna a los sectores poblacionales más desfavorecidos y más afectados por la crisis – parque público, bolsas de infravivienda – y, sin consumir más territorio, para densificar la ciudad y apostar por un modelo territorial más sostenible.

−Pero la ciudad cómo organismo complejo se compone prioritariamente del tejido residencial pero también de un tejido conectivo -el espacio público- y de lugares neurálgicos -los equipamientos- donde se materializan las relaciones humanas. Ciudades para las personas, en detrimento del coche.

−Modelo de Ciudad sostenible. Porque frente a los despilfarros ambientales, pero también sociales, culturales y económicos, que ha significado la burbuja inmobiliaria y cuyas consecuencias estamos dramáticamente viviendo hoy en término de empleo y de capacidad adquisitiva de nuestra ciudadanía, apostamos por un territorio de verdad más sostenible, por una ciudad compacta en nuestra historia mediterránea, capaz de repoblar nuestros centros históricos y revitalizar socialmente nuestras barriadas.

MUNICIPALES

−Elaboración de Planes municipales de viviendas, que recojan el diagnóstico del estado de la vivienda en los municipios, de las viviendas deshabitadas, las que necesitan ser rehabilitadas, las infraviviendas, la demanda municipal de vivienda, el estado de las viviendas sociales…

−Aplicación superior del IBI a las viviendas deshabitadas en manos de entidades financieras y exoneración a las viviendas sociales.” [p.22 ss]

“1. CIUDADES Y MUNICIPIOS SOSTENIBLES

La planificación urbana que propone Izquierda Unida corresponde a una sociedad de empleos estructurales de larga duración ligados a un modelo de producción y consumo ecológicamente sostenible, que garantice las necesidades básicas de todos los seres humanos, sabiendo que éstas son la salud (estado de completo bienestar físico, mental y social) y la autonomía (la no dependencia de las demás personas), con el objetivo universal de participar satisfactoriamente en la vida social, sin peligro o riesgo para la integridad personal. Y sabiendo que para lograr cubrir esas necesidades es imprescindible:

−Acceso a los bienes y servicios, en cantidad y calidad suficiente, necesarios para garantizar la satisfacción de los derechos fundamentales así como los derechos de ciudadanía, sociales y culturales.

−Promoción de la “vivienda social” frente a la “vivienda libre”, incluyendo ambas en la planificación urbana de los barrios, evitando así generar guetos de casas baratas y zonas de exclusión social. Promoción de la vivienda de alquiler frente a la vivienda en propiedad, liberando a las personas del endeudamiento inmobiliario de por vida.

−Impulsión del planeamiento urbanístico como función pública al servicio de los derechos de la ciudadanía asegurando la debida protección al suelo no urbanizable en aras a garantizar un medio ambiente natural para disfrute de todas las personas.

−Promoción de la ciudad compacta frente a la ciudad difusa, proponiendo la planificación territorial como enfoque supramunicipal, que debe perseguir el reequilibrio territorial, los niveles de codecisión y los objetivos de preservación y conservación del medio natural.

Asimismo, es absolutamente necesario vincular paisaje y territorio. Reivindicamos la planificación desde e conocimiento del paisaje como elemento configurador de las dinámicas territoriales.

1.1 REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS

Mientras otros derechos sociales, como el acceso a la educación o a la sanidad, están razonablemente cubiertos, el derecho a la vivienda no puede ser ejercido por una parte importante de la población.

En este contexto y pensando especialmente en la juventud, un camino abordable es el alquiler social, y comenzar a recorrer el prolongado camino que nos queda hasta llegar a, para luego superar, la cuota del alquiler social en la Unión Europea, que se sitúa en torno al 12%.

La falta de previsión y compromiso de algunas administraciones públicas han tolerado la especulación (cuando no la han fomentado mediante subastas de suelo público) y han debilitado la promoción de vivienda protegida.

Las políticas sobre vivienda de Izquierda Unida tienen en cuenta el gran número de viviendas vacías existentes en España e incentivarán su alquiler penalizando a la propiedad en caso de que se mantengan vacías.

Rehabilitación de viviendas

La rehabilitación de viviendas debe efectuarse con criterios de eficiencia energética y tener como objetivos:

−Disminuir las emisiones de CO2 y otros gases con efecto invernadero del sector.

−Reducir la factura energética de los hogares y empresas.

−Crear puestos de trabajo, absorbiendo parte del desempleo del sector.

−Reducir la dependencia energética de España.

−Mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas y de salud en los centros de trabajo.

Dicha rehabilitación debe dirigirse a todo tipo de edificios, tanto de viviendas como de tipo industrial o de servicios”. [p.30 ss]

“3. VIVIENDA

1. Programas de ayuda para facilitar el alquiler de viviendas privadas a personas a las que les es imposible acceder a las mismas por su condición de inmigrantes.

2. Especial atención a las características de la población inmigrante nómada, desarrollando programas específicos de asentamiento y regularización.” [p.45]

“−Ayudas para el alquiler o adquisición de la primera vivienda de las y los retornados” [p.48]


vi. Entorno ciudadano

1. Suelo – Reordenar sistema, mandato constitucional (art. 47 CE), racionalización del suelo, leyes autonómicas.

2. Vivienda – Mejora del alquiler e incremento del parque público de alquiler, lucha contra la especulación y fraude, Fondo de Garantía de Alquiler, mantenimiento y respeto al Patrimonio (físico y cultural), participación ciudadana, formas de procomún como alquiler e intercambio temporal de viviendas.

3. Medio Ambiente – Calidad de agua y abastecimiento, cuenca hidrográfica, cambio climático (políticas coordinadas), eficiencia y ahorro energético, promoción de autoconsumo con balance neto, “economía verde”, reforestación, contaminación lumínica y acústica.

4. Infraestructuras y transportes – movilidad, aeropuertos y logística – favorecer trabajo cerca del domicilio; transporte terrestre, mejora de las conexiones; favorecer el transporte colectivo, sacar mercancías de la carretera, título único de transporte. [p. 7]

“ii. La ciudad

1. Vivienda y urbanismo – racionalización del suelo urbanizable, adecuación de la oferta de suelo a la demanda, priorizar la regeneración de barrios y centro la ciudad frente a nuevos desarrollos (rehabilitación de viviendas, promoción de eficiencia y ahorro energético, domótica), fomento del alquiler, empresa pública de vivienda, adjudicaciones transparentes, desaparición de infraviviendas, conservación del patrimonio y participación ciudadana [p. 9]


ÁREA 4. CIUDAD CERCANA, COHESIONADA Y HABITABLE

4.1. Asegurar un planeamiento basado en el interés general

4.1.1. Revisión integral del planeamiento urbanístico

4.1.2. Impulso de planes de desarrollo local y reequilibrio territorial

4.1.3. Establecimiento de mecanismos que garanticen el control, la transparencia y la participación en la gestión urbanística

4.1.4. Coordinación de las políticas de desarrollo urbano a escala municipal y autonómica

4.2. Regenerar y recuperar el espacio urbano y el patrimonio

4.2.1. Aplicación de políticas orientadas a mejorar la calidad del espacio urbano.

4.2.2. Potenciación y mejora en el uso de los espacios verdes

4.2.3. Articulación de la conectividad encaminada a mejorar la cohesión territorial

4.2.4. Priorización del interés general en el uso del espacio público

4.2.5. Reorganización de edificios y equipamientos públicos municipales

4.2.6. Implementación de planes integrales en zonas deterioradas

4.3. Establecer políticas de ecología urbana que mejoren la calidad de vida

4.3.1. Establecimiento de un plan para reducir la contaminación atmosférica

4.3.2. Puesta en marcha de políticas para la eficiencia y el ahorro energéticos

4.3.3. Articulación de medidas que garanticen la sostenibilidad en el derecho al acceso al agua

4.3.4. Diseño y puesta en marcha de un plan de gestión de residuos integral y eficiente

4.4. Desarrollar una política de movilidad eficiente y sostenible

4.4.1. Elaboración un Plan de Movilidad racional, sostenible y participado

4.4.2. Potenciación de políticas de proximidad y accesibilidad

4.4.3. Recuperación y mejora del servicio de transporte público

4.4.4. Racionalización del uso del vehículo privado motorizado para proteger la salud y mejorar la calidad de vida

4.4.5. Fomento de la movilidad peatonal y ciclista

4.4.6. Coordinación de las políticas de movilidad a escala municipal y autonómica

4.5. Promover la cohesión territorial

4.5.1. Impulso de planes locales basados en un análisis participado de la situación y necesidades de cada barrio

4.5.2. Aplicación de políticas urbanísticas que promuevan la solidaridad y la cooperación

ÁREA 4. CIUDAD CERCANA, COHESIONADA Y HABITABLE

AHORA MADRID apuesta por la defensa de un modelo de ciudad diseñado y gobernado por sus vecinas y vecinos. El modelo de gestión de la ciudad de Madrid ha estado al servicio de los intereses de unos pocos.

Proponemos como objetivos la puesta en marcha de un nuevo planeamiento ciudadano al servicio de la ciudadanía; la regeneración de la forma de uso y el cuidado del espacio urbano y el patrimonio común; mejorar la forma en la que cuidamos nuestro medio ambiente y nos abastecemos de él; repensar la movilidad de la ciudad desde las necesidades de desplazamiento y su efecto en nuestras vidas. Todo ello en la búsqueda de un modelo de ciudad que nos permita avanzar de forma cohesionada y responsable a las personas en su relación con sus calles y plazas, sus barrios, sus distritos, su ciudad y el territorio que la sostiene. Reconociendo nuestra diversidad y entendiendo que pensar la ciudad es pensar el marco de nuestras vidas.

Una rehabilitación física y social de la ciudad que requiere de medidas urgentes y un proceso profundo de participación para definir estrategias eficaces que cubran los intereses de todas las personas.

Las medidas urgentes que necesita nuestra ciudad consisten en la paralización y reversión de las prácticas urbanas que atienden a intereses particulares que no solo han dado de lado a los intereses de las personas que habitan los territorios, sino que las han dejado atrás.

El urbanismo participado que AHORA MADRID va a desarrollar pondrá en valor la inteligencia colectiva de las personas que habitan el territorio de esta ciudad. Para ello se activarán procesos de participación real informada que promuevan la colaboración entre técnicos, expertos y vecinos para hacer eficaces los diagnósticos colectivos y entre representantes y ciudadanos para hacer más democrática la distribución de los recursos.

OBJETIVO 4.1. Asegurar un planeamiento basado en el interés general

Reforma estructural del planeamiento ciudadano que parta de procesos de construcción colectiva de planes locales y su integración en un planteamiento metropolitano al servicio de la ciudadanía. AHORA MADRID pondrá en marcha medidas urgentes que frenen los procesos especulativos y los pelotazos urbanísticos en marcha. Así mismo, emprenderá un proceso participativo de planeamiento que combine la escala local y la integración de los territorios en un modelo estratégico metropolitano al servicio de la ciudadanía.

LÍNEA DE ACCIÓN 

4.1.1. Revisión integral del planeamiento urbanístico

a) Retirar la propuesta de PGOU elaborada por el actual gobierno municipal.

b) Redactar un Plan de Urgencia Integral que incluya la reclasificación de los suelos no desarrollados por el PGOU97 y asuma las sentencias de los ámbitos anulados por el Tribunal Superior de Justicia.

c) Elaborar una auditoría y paralizar las operaciones urbanísticas especulativas, de expolio de suelo y patrimonio público.

d) Rehacer el proyecto urbano de Madrid de forma participada y democrática, planteando una revisión integral del espacio urbano, en especial sobre los suelos no desarrollados y las áreas urbanizadas en los años del desarrollismo y la burbuja inmobiliaria.

e) Promover el reequilibrio territorial mediante la delimitación de áreas de oportunidad estratégica asociadas a la mejora de la competitividad urbana de las zonas degradadas o desfavorecidas.

4.1.2. Impulso de planes de desarrollo local y reequilibrio territorial

a) Diseñar un modelo de distribución geográfica de las actividades basado en el equilibrio territorial y en la movilidad sostenible, con la finalidad de mejorar la calidad de vida en nuestra ciudad.

b) Establecer Planes de Barrio que cuenten con procesos de amplia participación ciudadana y estén basados en un análisis de la situación y las necesidades reales a nivel local.

c) Elaborar Planes Integrales en zonas deterioradas, con una clara orientación a la reconversión urbana de las zonas de expansión residencial y algunas zonas de la ciudad consolidada.

d) Priorizar las operaciones de rehabilitación del espacio público a pequeña escala que permitan adaptar y actualizar infraestructuras (bancos, aseos públicos, fuentes...) al tiempo que ampliar el uso de calles, plazas, parques y equipamientos por parte de la ciudadanía.

4.1.3. Establecimiento de mecanismos que garanticen el control, la transparencia y la participación en la gestión urbanística

a) Elaboración de Protocolos de transparencia en la tramitación urbanística, contando siempre con participación ciudadana y evitando las actuaciones especulativas.

b) Facilitar la participación ciudadana en la tramitación del planeamiento, tanto en el periodo de revisión como en el de ejecución.

c) Establecer requerimientos estrictos en la venta de aprovechamientos urbanísticos, evitando con ello la perversión de recalificaciones como forma de ingresos para el Ayuntamiento, y siempre asociándolos a compensaciones extraordinarias de interés social.

d) Auditar los compromisos y derechos adquiridos del Ayuntamiento, debidos al planeamiento vigente y a sus modificaciones puntuales.

e) Aplicar medidas de fomento de la participación y el control ciudadanos en la recuperación del espacio urbano.

4.1.4. Coordinación de las políticas de desarrollo urbano a escala municipal y autonómica

a) Impulsar desde el Ayuntamiento la elaboración de un Plan de Estrategia Territorial que permita la necesaria colaboración del Gobierno regional y los municipios en la integración y adecuación de cada plan municipal a una estrategia común.

b) Promover espacios de cooperación urbana que promuevan la cohesión territorial entre el municipio de Madrid y los municipios aledaños que conforman la corona metropolitana.

4.2. Regenerar y recuperar el espacio urbano y el patrimonio

Recuperar un Madrid Saludable que ponga en valor y en uso su patrimonio histórico, artístico, inmaterial, de propiedades, inmuebles, saberes... AHORA MADRID emprenderá acciones que afronten con decisión las situaciones urbanas de mayor emergencia, con el objetivo de recuperar un Madrid Saludable que ponga en valor y en uso su patrimonio histórico, artístico, cultural, inmaterial, y las propiedades, inmuebles y obras de titularidad pública.

4.2.1. Aplicación de políticas orientadas a mejorar la calidad del espacio urbano

a) Priorizar la salud de las personas en lo que se refiere a control de emisiones, minoración del empleo de tóxicos en las actividades públicas y privadas y calidad del espacio urbano.

b) Desarrollar un Plan de accesibilidad a espacios públicos y equipamientos que cuente con una clara identificación y posterior eliminación de barreras arquitectónicas para facilitar el tránsito de la ciudadanía.

c) Paliar el déficit de los equipamientos, en función de las necesidades de cada zona planteando unidades barriales y modelos de gestión compartida.

4.2.2. Potenciación y mejora en el uso de los espacios verdes

a) Desarrollar un Plan para la gestión de espacios verdes con criterios de sostenibilidad.

b) Crear ámbitos de educación medioambiental en las zonas verdes de proximidad, promoviendo la creación de huertos urbanos y con criterios ecosostenibles sobre vacíos urbanos existentes, tanto como medio de educación medioambiental como de integración social.

c) Elaborar un Plan para el arbolado y la vegetación urbana que promueva la sustitución progresiva de especies por otras autóctonas que permitan una transición hacia un modelo que promueva la jardinería de bajo mantenimiento que se integre con los ecosistemas naturales y agrícolas del territorio.

d) Desarrollar un Plan para la gestión de espacios verdes con criterios ecosostenibles impulsando la creación de una escuela municipal de jardinería y fomentando la contratación de cooperativas y pequeñas empresas.

e) Gestionar la red de espacios verdes con criterios de sostenibilidad, desarrollando técnicas ecológicas de diseño, construcción y conservación de nuevas zonas verdes públicas y privadas.

f) Abrir un debate público para establecer. Ordenanza integral sobre los derechos de los animales.

4.2.3. Articulación de la conectividad encaminada a mejorar la cohesión territorial

a) Articular políticas orientadas a corregir las rupturas entre los espacios interiores de la ciudad y los distritos exteriores y entre ellos mismos, dotándolos de una continuidad urbana de la que ahora carecen y evitando que las vías de circulación fragmenten la ciudad mediante la mejor planificación de trazados y mejoras en la conectividad transversal de las existentes.

b) Creación de corredores verdes en la ciudad, desarrollando elementos de conexión entre los espacios verdes urbanos y de estos con los espacios de valor ambiental, así como con las redes peatonales de la ciudad y del territorio.

c) Poner en marcha acuerdos con los municipios limítrofes para mejorar la conectividad atendiendo a las necesidades locales y metropolitanas.

4.2.4. Priorización del interés general en el uso del espacio público

a) Actualizar las múltiples ordenanzas municipales existentes respecto de los usos de los espacios públicos, economía informal, manifestaciones, actividades culturales y paisaje urbano, centrándose en el interés general y en las particularidades locales.

b) Fomentar la participación y el control ciudadanos en la recuperación del espacio urbano mediante la facilitación del desarrollo de proyectos comunitarios y vecinales de gestión del espacio público, elaborando herramientas que regulen el uso, cesión y cuidado de espacios.

c) Incorporar la perspectiva de la ciudadanía más desfavorecida, como mujeres, infancia, mayores o personas con diversidad funcional en el diseño, uso y distribución de los usos públicos.

d) Elaborar un Plan de Accesibilidad a espacios públicos y equipamientos que cuente con una clara identificación y posterior eliminación de barreras arquitectónicas para facilitar el tránsito de las personas con diversidad funcional.

e) Habilitar infraestructuras que faciliten el uso y disfrute ciudadano del espacio público, como bancos, aseos y fuentes.

f) Aplicar la ley de Memoria Histórica respecto a la simbología y la nomenclatura que aún se mantienen en Madrid.

4.2.5. Reorganización de edificios y equipamientos públicos municipales

a) Fomentar la corresponsabilidad familiar para la participación ciudadana en la gestión de instalaciones municipales (educativas, deportivas y culturales) ampliando el horario de apertura, en especial los fines de semana, para favorecer la participación en actividades abiertas al barrio.

b) Recuperar, mantener y poner en uso el patrimonio público de bienes inmuebles, favoreciendo el uso ciudadano de los mismos.

c) Reorganizar sedes y equipamiento públicos favoreciendo el uso de edificios propios en detrimento del uso de espacios alquilados.

d) Impulsar el uso de los centros sociales y escolares municipales para el desarrollo de programas formativos encaminados a la formación cívica y medioambiental (ecoescuelas).

4.2.6. Implementación de planes integrales en zonas deterioradas

a) Desarrollar en zonas deterioradas planes integrales que tengan como objetivo la rehabilitación física y social de los territorios mediante procesos participados que incorporen la perspectiva de la ciudadanía más desfavorecida en el diseño, uso y distribución de los usos.

b) Regeneración y rehabilitación de la edificación con criterios de sostenibilidad medioambiental y de eficiencia energética, tanto en los espacios con valor histórico como en los de la vivienda resultante de los procesos de la expansión desarrollista.

c) Otorgar ayudas a la rehabilitación del parque oculto de infraviviendas, atendiendo particularmente la situación de las personas que las habitan y el destino final de las ayudas.

d) Promover la adaptación, la rehabilitación y la puesta en uso de la edificación deteriorada y del espacio público como lugar de convivencia, buscando el reequipamiento dotacional y de servicios de barrios (calidad del paisaje, elementos urbanísticos, viviendas, energía...).

e) Crear una Agencia de Movilidad y Accesibilidad que potencie las políticas de proximidad y accesibilidad y se coordine con las agencias de vivienda en alquiler y de empleo para establecer políticas de proximidad entre residencia y empleo. Teniendo en cuenta como elementos característicos de este ámbito: el empleo de proximidad, el fomento del pequeño comercio, la equipación integral y la autosuficiencia conectada de los barrios (barrio-ciudad).

4.5. Promover la cohesión territorial

Los barrios y distritos que componen la ciudad de Madrid presentan un alto desequilibrio socioeconómico. AHORA MADRID pondrá en marcha herramientas de planeamiento y gestión urbana que faciliten la relación urbana y política entre los territorios que componen Madrid y el desarrollo de las diversas capacidades locales.

4.5.1. Impulso de planes locales basados en un análisis participado de la situación y necesidades de cada barrio

a) Establecer Planes de Barrio ampliamente participados basados en el diagnóstico de la situación y las necesidades de cada territorio y escala.

b) Apoyar proyectos comunitarios de gestión del espacio público; elaborar de forma colectiva herramientas administrativas que regulen el uso y cesión de espacios e infraestructuras abandonadas o infrautilizadas; promover el cuidado colectivo de los mismos, implicando a la ciudadanía en el mantenimiento de las infraestructuras e instalaciones.

c) Fomentar el diálogo social y cultural con mesas transversales en las que intervengan todos los colectivos sociales de y con personas migrantes y minorías étnicas, abiertas a toda la sociedad. Promover la participación política de las personas migrantes.

4.5.2. Aplicación de políticas urbanísticas que promuevan la solidaridad y la cooperación entre los territorios

a) Luchar contra la desigualdad y promover la cooperación territorial en el planeamiento y en la gestión urbanística.

b) Establecer un modelo de ciudad solidaria y equitativa a través del análisis y la discusión entre visiones territoriales, sectoriales y metropolitanas.

c) Poner en marcha campañas de formación y sensibilización respecto a temas intermunicipales e interregionales y de cooperación internacional.

d) Crear un cuerpo de mediación local que, junto a la vecindad, personal técnico y terceras partes implicadas, aborden los conflictos de usos del espacio público y convivencia vecinal de forma que puedan resolverse de forma comunitaria. [p 44]

No hay comentarios:

Publicar un comentario