MÁS ACCESIBILIDAD CON MENOS COCHES

Martes, 13 de diciembre. 19:00 h.

Sesión II:


"Más accesibilidad con menos coches"

Modera:

- Pedro Montoliú Camps. Periodista

Ponentes:
- Alfonso Sanz Alduán. Grupo de Estudios y Alternativas 21, S.L. (Gea21) y
- José Manuel Pradillo. Director Gerente del Consorcio Regional de Transportes de Madrid

¿Cuál es la fecha de caducidad de un modelo de transporte basado en el uso de automoción privada e individual? ¿Qué se debe hacer para garantizar el derecho a la movilidad de todos los ciudadanos? ¿Qué elementos plantearía para reducir la movilidad obligada y recuperar las calles como espacio de convivencia frente al predominio absoluto del automóvil?
Al finalizar la intervención tendrá lugar un debate con el público asistente.

2 comentarios:

  1. Roberto Casado Amaro. Estudiante de Derecho28 de abril de 2012, 1:13

    Han sido unas jornadas bastante interesantes. Ha habido buenas intervenciones y buenos ponentes. En mi opinión, creo que ha sido acertada la idea de realizar estas jornadas y de abordarla desde distintos ámbitos y puntos de vista. Han sido cuanto menos educativas y entretenidas. A nivel personal, las dos sesiones más entretenidas e interesantes, creo que han sido la sesión inaugural por tratar el ámbito urbanista, y la tercera que se centraba en el problema del transporte como uno de los problemas principales de la ciudad.

    Y es que no es difícil darse cuenta que éste es uno de los grandes problemas de Madrid. No hace falta nada más que salir al trabajo por la mañana y observar alguna de las arterias principales de la ciudad a esas horas (la castellana, la Calle 30, la M 40…).

    Creo que se dejó claro en aquella sesión (tercera sesión), que el objetivo es eliminar cuantos más coches de la ciudad mejor, favoreciendo el transporte público. No obstante, para ello creo que uno de los requisitos esenciales, sino el más esencial, es alentar el uso del mismo, y para ello, habría que, por un lado; ofrecer una buena red de transporte que conectase las zonas más alejadas con el centro de Madrid, y que a su vez unos medios de transporte se conecten con otros, y por otro lado; creo que la medida más favorecedora sería el abaratamiento del precio del transporte público, que en ocasiones supone un elevado coste para aquellas personas que viven en zonas más alejadas, y que están obligadas a hacer uso de él todos los días.

    El objetivo debería llegar a ser un transporte público gratuito. Es una utopía, pero sería un buen objetivo. Es más, hay ciudades en las que el transporte es gratuito, y otras en las que el precio es simbólico. Aquí, en lugar de bajar el transporte público se sube el precio, con lo cual más que favorecer su uso, lo desalentamos.

    Este comentario lo suscribo (sin ánimo de crítica, sino como reflejo de la realidad social) como persona que tiene que tomar todos los días el transporte público, y todos los días puedo ver el mismo problema: trenes que pasan con una frecuencia cada vez mayor (en pleno invierno) y abarrotados de gente, tanto es así que mucha gente se queda fuera esperando al próximo tren.

    Por ello, junto al la elevación de las tasas, hace que mucha gente se replanté si seguir usando el transporte público o coger el coche.

    ResponderEliminar
  2. Estoy en plena sintonía con el comentario de Roberto Casado. Creo que esta ponencia fue la más completa ya que se entremezclaban aspectos de geografía física, con el clima urbano,smog y demás aspectos relacionados con la contaminación, con aspectos humanos, como la accesibilidad a la ciudad.

    Considero que se debe impulsar más el transporte público. Si bien es cierto que la calida de nuestra línea de metro y cercanías es innegable, resulta paradójico observar cómo "la cultura del automóvil privado" se impone continuamente; ya sea en boga o crisis económica el grueso de la población no duda en alabar el transporte público pero a la vez, no duda en desplazarse en coche a cualquier lugar, aún previendo las retenciones con las que se encontrará.

    Y es que esta cultura, que podemos identificar con falta de sensibilidad medioambiental, afecta también al transporte en bicicleta; hay un carril bici de más de 250 kilómetros de extensión en Madrid pero... su utilización respecto a la que pueda existir en Holanda, Suiza o Alemania es netamente inferior e insistimos en que no es una razón de infraestructuras sino de cultura; y es por ello por lo que pienso que se debe concienzar desde jóvenes a todos de la conveniencia o más bien necesidad, de reducir el transporte privado en favor del público. Aspectos económicos no hacen más que reafirmar esta necesidad ya que, como todos sabemos, el gasto de nuestro país en importar fuentes energéticas tales como el petróleo es inmensa. Y a pesar de ello, se incrementa el precio del transporte público cuando lo que se debería hacer, desde mi humilde opinión, es incentivarlo.

    Se dejó claro que una reducción de automóviles sería más que conveniente pero también se traslució la dificultad en dicha restricción; en la última conferencia se abordaba el tema sucintamente por parte de un alto cargo del gobierno municipal, que aseguraba que no se planteaban un sistema de pago para entrar en la ciudad, como el que hay en Londres.

    Sin duda, es un reto que solo con la participación ciudadana como la que en este ciclo de conferencias ha existido, se puede llevar adelante.

    ResponderEliminar