EL URBANISMO: UNA PRÁCTICA TEÓRICA. SU DIMENSIÓN MORAL Y POLÍTICA

Con esta frase el arquitecto y Director del Departamento de Urbanismo de la Universidad Pontificia de Salamanca, Manuel Ayllón, inició la mesa redonda en la que el 15 marzo de 2007, un grupo de expertos (Francisco Perales, Sebastián Olmedo, Pedro Ortiz, José María de la Riva, Carlos Malo, Jesús Mejías y José Manuel Galindo) analizaban la situación de España, en el ámbito del urbanismo:

“Si el lujo es una necesidad que comienza cuando las demás terminan, al decir de Coco Chanel, y la vivienda es una necesidad básica y un derecho de todos los ciudadanos, al decir de la Constitución Española, no parece razonable que los productos de lujo y también la vivienda formulen sus precios en España desde el mismo principio empresarial: la cosa vale no lo que cuesta sino lo que aguanta aquel que desea el producto”.

No es que la mesa redonda fuera una profecía, pero al menos anticipó en el tiempo lo que mucho después se ha ido poniendo de manifiesto. La entrevista que reproducimos (Enlace directo) fue realizada en 2007 a Manuel Ayllón en la emisora Intereconomía, y se adelantan una serie de argumentos que, en pleno año de expansión inmobiliaria era arriesgado, sobre todo si se tiene en cuenta que casi nadie, en ese momento, era capaz de predecir la “burbuja” que poco tiempo después nos arrolló a todos. Ya anticipa como se está desarrollando una actividad económica en colaboración con las entidades de crédito, se habla del consumo de suelo como algo negativo y de la insostenibilidad del sistema. No se paró la mesa redonda en denunciar los elementos negativos, sino que avanza alguna de las soluciones como las siguientes.

· La autoridad bancaria estatal regula la amortización de los créditos hipotecarios reduciéndolos a plazos razonables

· Los créditos al promotor para la compra de suelo no podrán establecerse sobre otro valor que el real de la cosa comprada, es decir el catastral.

· El planeamiento urbanístico municipal no permitirá la clasificación de suelo más que una población prevista que vaya indexada a la real tasa de crecimiento poblacional o económico

· La administración publica acudirá a la expropiación de suelo rustico a fin de genera bolsas de suelo destinadas EXCLUSIVAMENTE a la promoción publica de viviendas protegidas en régimen de alquiler y de propiedad

· La competencia urbanística se ejercerá de manera compartida y solidaria por todas las administraciones públicas en régimen de corresponsabilidad sin ceder por ello en sus competencias propias (Sistemas consorciados, por ejemplo).

Como se puede observar, muchas de las propuestas coinciden con bastantes de las planteadas a lo largo del tiempo en este blog, la diferencia es que en aquella ocasión se plantea cuando pocos preveían la catástrofe que se avecinó más tarde, que todavía sufrimos y que no terminan los poderes públicos de tomar conciencia para no volver a cometer el mismo error.

Referencias aparecidas en los medios de comunicación con ocasión de la mesa redonda planteada:

- Programa - El urbanismo: una práctica teórica. Su dimensión moral y política (Situación actual en España).

- ¿Es posible un nuevo modelo urbanístico? (El Economista, Sección Economía. 19/03/2007. p.27).

No hay comentarios:

Publicar un comentario