CONFIEMOS EN QUE LA REVISIÓN DEL PLAN GENERAL CORRIJA LOS PROBLEMAS DEL PLAN GENERAL DEL 97

Tomado de Inmodiario

Fin de las obras de urbanización del PAU de Arroyo Fresno, en Madrid

Los 1,5 millones de metros que rematan el norte de la capital

Enlace a la noticia

07-08-2012 (19:13:55) por Redacción. 

Madrid. Ana Botella, alcaldesa de Madrid, ha visitado las obras de urbanización del PAU de Arroyo Fresno, que han entrado en la recta final, con el 90% ejecutado. Este nuevo desarrollo urbanístico que, con sus cerca de 1,5 millones de metros cuadrados, remata el borde urbano de la capital en su corona norte es para la alcaldesa, “un magnífico ejemplo de la responsabilidad y el esfuerzo” de la capital para salir cuanto antes de la crisis.

“Madrid no se para -insistió- porque bajar los brazos y detenernos es parar también el tiempo de nuestro presente. Madrid no se para, porque, si nos detenemos, el futuro será más lejano e incierto. Hoy aquí, ese futuro significa para muchas familias y cooperativistas, esperanzas y sueños en forma de vivienda y nuevos proyectos de vida”.

Arroyo Fresno ilustra bien el compromiso del Gobierno de Botella con compaginar políticas de austeridad y de reactivación económica. Entre ellas, la flexibilización de la normativa municipal para implantar o fomentar la actividad comercial; la eliminación de trabas burocráticas en la tramitación urbanística, la implantación de zonas francas, o la agilización, como en este caso, de los desarrollos urbanísticos para potenciar el sector de la construcción, uno de los más castigados por la crisis económica.


Las obras que concluirán en septiembre han requerido una inversión de 80 millones de euros, financiados por las juntas de compensación del ámbito, a quienes la alcaldesa agradeció su esfuerzo económico. “Sólo desde la colaboración y el esfuerzo compartido podremos salir de la crisis y hacerlo con solvencia”, dijo.

Las obras de urbanización dejan ya ver el boceto claro de lo que será el PAU. Su desarrollo se ha realizado en dos Unidades de Ejecución, que iniciaron las obras a finales de 2005 y principios de 2006.

Como resultado se ha creado un gran parque lineal de 102.000 metros cuadrados y 2,5 kilómetros de longitud que vertebrará “en verde”, la zona edificada. Ese gran parque cuenta con 34.000 metros cuadrados de superficie peatonal, 14 áreas de juegos infantiles, una deportiva, y dos para el ejercicio de personas mayores. Se han plantado 623 nuevos árboles y 16.600 especies arbustivas e instalado cerca de 400 bancos. Se ha implantado además un carril bici de 2,2 kilómetros de longitud que “integra el lenguaje de la bicicleta en el nuevo paisaje urbano que se ha creado en este ámbito”, explicó la alcaldesa.

Por otro lado se ha articulado un sistema viario constituido por cerca de 57.000 metros cuadrados de aceras y 87.000 de calzadas, con 1.445 árboles de alineación en las calles. Se van a instalar 472 puntos de luz, 242 bancos y 377 papeleras, y 242 semáforos.

La coyuntura económica no ha impedido avanzar en el futuro de los nuevos desarrollos urbanísticos. Valdebebas o El Cañaveral son buenos ejemplos. En el primero, Valdebebas, se han concedido ya licencias para la construcción de 4.795 viviendas, y se han empezado ya 24 promociones.

En El Cañaveral, como explicó la alcaldesa, “después de un trabajo muy intenso de coordinación, hemos podido conceder con garantías la tan ansiada simultaneidad. Gracias a ella podrán abordarse por etapas las obras de urbanización y edificación de las primeras 3.105 viviendas protegidas previstas en este ámbito del Este de la capital. Una simultaneidad que ya está dando sus primeros frutos, al haberse concedido recientemente las primeras 4 licencias para la construcción de 752 viviendas”. 

Sólo con las licencias concedidas ya en Valdebebas, junto con las que se concederán para el inicio de las 3.105 viviendas de El Cañaveral y las 3.240 viviendas previstas en este PAU de Arroyo del Fresno, la inversión se aproxima a los 1.000 millones de euros, que dará empleo directo a unas 25.000 personas.

“La receta de la Ciudad de Madrid frente a la crisis -insistió Botella- tiene unos ingredientes que se ha demostrado eficaces: austeridad en el gasto, más eficiencia en la gestión de los recursos públicos; apoyo a la reactivación económica; colaboración público-privada; dinamización de nuestros sectores productivos; creación de empleo, y nuevas oportunidades de desarrollo urbano”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario